Cirno Panic!!

CIRNO WAZ HERE
 
PortalÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarseDai-chanThe StrongestBroken Link

Comparte | 
 

 Tras el partido...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
未登éŒ
Invitado



MensajeTema: Tras el partido...   Jue 7 Mayo - 18:16


Ella captó el mensaje de sus ojos, de su boca, ambas ardían en furor por sentir el calor mutuo como aquella primera vez… No, mejor que aquella. Quería contemplar durante toda la noche el cuerpo desnudo de Miyuki y poder acariciarlo robándole un suspiro de agitación. Ambas lo anhelaban.

Sintió como la mayor tiraba de ella para apretarla contra si, vio la liviandad en sus ojos, en la manera con que su mano acariciaba su rostro, sin hacerlo a su vez. No obstante, pudo provocar la sublime coquetería, agarrando su mano con dulzura mientras la acariciaba, pues no quería reventar en deseos frente a la puerta de la residencia. Debían contenerse.

Estaba apunto de proponértelo

Sonrió la chica en un gesto impúdico que casi la llevo al abismo del pecar, pero mirando al frente la tomó de la mano dirigiéndose a las habitaciones de las de mayor curso. Subió las escaleras ella primero, volviendo a ese contoneo de caderas tan natural que a Miyuki tanto parecía gustarle, casi para complacerla.

Frente a la puerta acertada, giró el pomo, sorprendida de que estuviera abierta y pasó al interior contemplando la coqueta decoración. Mordió sus propios labios al ver la cama, pero mantuvo su interior tan firme como podía. Desasiéndose de la mano de Miyuki dejo la raqueta sobre la cama con aires de grandeza y giró desabrochándose la blusa con los hábiles dedos.

-Creo que deberíamos bañarnos…

Su tono no fue sino otro de obligación; una obligación que doblegaba a ambas a la lujuria de bañarse juntas. Sudorosa como estaba, hubiera corrido hacía Miyuki para devorarla, casi violándola sobre el suelo de la mismita habitación. Pero contuvo su deseo apretando los muslos entre sí, mordiendo su lengua, mientras su sujetador de encaje rosado comenzaba a verse ya...
Volver arriba Ir abajo
Miyuki
Golden Cani
Golden Cani
avatar

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 04/05/2009

MensajeTema: Re: Tras el partido...   Mar 12 Mayo - 21:14

El cuarto estaba vacío. Bien. ¿Dónde estaría su compañera de habitación? Bah, no le importaba. ¡Que tardara mucho! O, mejor, que no viniera. Quizás se había agenciado ella misma una pequeña aventura para aquella noche. Calurosa noche de primavera.
El silencio de la habitación era tan espeso que casi podía tocarlo. Se ahogaba. Apenas podía controlarse para no lanzarse encima.

El observarla todo el camino, contoneándose y movimiento aquellas caderas que invitaban al pecado, casi la había llevado al borde de la locura. Quería tocarla. Queria acariciar su piel. Quería … hacerla suya. Quería poseerla. Quería eso más que cualquier cosa en este mundo. En ese momento lo hubiera dado todo por ello.

Miyuki empezó a desnudarse con habilidad. Rapidez, la rapidez que da la experiencia. Miyuki cerró el pestillo devorándola con los ojos. El poco autocontrol que le quedaba impedía que se lanzara sobre ella para arrancarle la ropa.

-Creo que deberíamos bañarnos…

Ese tono imperioso hizo que se mordiera el labio, en un intento de no tirarse encima de ella. Notaba el sudor del ejercicio recorrerle la espalda, sus piernas agarrotadas temblaban... ¿esfuerzo? Sí, esfuerzo por controlarse. Sin decir nada se perdió por el baño justo cuando empezaba a vislumbrarse la sexy lencería de Ame. Un atregua, solo unos segundos. La bañera empezó a llenarse.

Sí, iba a ceder en ese momento. ¿Por qué no? Era realmente erótico el bañarse con alguien. Más cuando las dos estaban a las temperatura de los hornos de Toledo (?) Apenas tardó unos cinco minutos en preparar el baño –entre el agua caliente y algunas sales que le echó- y salir para buscarla. Ame seguía junto a la cama. Estaba realmente apetecible a la luz de la l una. Sin mediar palabra alguna la empujó sobre la cama y se qeudo mirandola, ardiendo en deseos de empezar a tocarle. Su blusa había desaparecido, dejando al descubierto aquellas curvas que harían perderse a cualquier mortal.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
未登éŒ
Invitado



MensajeTema: Re: Tras el partido...   Vie 15 Mayo - 12:02

Sabía que Miyuki ardía en deseos tanto como ella, quizás incluso más. Dejó su blusa sobre la cama, mientras comenzaba a deslizar los shorts por sus esbeltos muslos. Oyó el pestillo y sonrió dando la espalda a la mayor, para que así pudiera contemplar su figura como ya había hecho antes en la piscina. Pero esta ocasión, vería más que eso. Sus ojos, vieron de reojo como la mayor se metía al baño a prepararlo. Sonrió satisfecha mientras comenzaba a deslizar los tirantes de su sujetador, por sus hombros. El agua comenzó a llenar la bañera, avisaron sus delicados oídos. Mordió sus carnosos labios deseosa de ver el cuerpo desnudo de Miyuki, poder acariciarlo y morder en cada esquina.

El baño parecía ya preparado y no escuchó acercarse a la mayor, lo que la pilló por sorpresa. La empujó sobre la cama y Ame sonrió lascivamente mientras le guiñaba un ojo. Colocó una mano sobre su pecho frenando así su avance con provocación, negó con los labios, haciendo que aguardara al baño. Tuvo que morderse los labios para no besarla, una vez más. Pero sacó su ávida lengua para lamer los labios de Miyuki, pero lo hizo en el aire, juguetona. Se deslizó bajo los brazos de ella y dejo que su sujetador cayera al suelo.

-Vamos…

Le susurró a Miyuki mientras desaparecía en el interior del baño. Deslizó sus slips por sus muslos quedando completamente desnuda y comenzó a meter una de las piernas en la cálida agua. ¡Estaba tan buena!
Volver arriba Ir abajo
Miyuki
Golden Cani
Golden Cani
avatar

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 04/05/2009

MensajeTema: Re: Tras el partido...   Vie 15 Mayo - 12:14

Miyuki~

Aarrrg. Tan cerca y tan lejos. Que deliciosamente provocativa estaba así, desnuda. Sin darse cuenta sus ojos se encargaron de recorrer cada curva de su cuerpo mientras se adentraba en el baño, quitandose lo qu ele quedaba de ropa. Pronto serían sus manos las que se encargarían de recorrer aquel edén.

La miraba de una forma tan lasciva... tan lasciva como la suya propia. Provocación. Estaban jugando a ver quien aguantaba más. ¿Cual de las dos caería primero? Ah.. ese reto era divertido. Perdiera la que perdiera, el resultado iba a ser el mismo. Esa noche solo seria suya.

Se encargaría de dejar su huella en aquel precioso cuerpo. En sus torneadas formas.. para que cada vez que otra chica la tocara no p udiera evitar acordarse de ella. Subyugaría su mente a sus desos y anhelos, y la llevaría a aquel l ugar que solía gustar en visitar. Esa noche, ambas rozarían el cielo.

Despues de esperar un tiempo prudencial entró en el cuarto de baño, empezando a deshacerse de la camisa. Su mirada no se apartó de Ame, ya en la bañera, en ningun momento. El pantalón no tardó en estrellarse en el suelo. Con movimientos seductores se sentó en el borde dela bañera mirándola.

-¿es de tu agrado? -preguntó.

Oh, el teatro comenzaba. A pesar de qeu se notaba cierto deje de lujuria en su voz, había formulado la pregunta como si no le importara ver a una chica, a esa chica, desnuda en su bañera. Las dos sabían que realmente estaba deseando lanzarse encima suya.

Con lentitud, como para deleitarla, deslizó la mano por su espalda para llegar al broche del sujetador y después empezar a bajar las tirtantas. Con tanta lentitud que llegaba a ser exasperante. Una vez librado de él se dedico a mirar el entregado rostro de Ame durante un par de minutos antes de dar cuenta de lo que le quedaba de ropa.

Y ahora, ¿qué? Debían ver cual de las dos cedía antes, cual de las dos daba el primer paso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
未登éŒ
Invitado



MensajeTema: Re: Tras el partido...   Miér 20 Mayo - 15:02

Metiendo la otra pierna, cuando Miyuki entraba en el baño, deslizó su cuerpo por el borde de la bañera sumergiéndose totalmente en su calidez espumosa. Sus mejillas se tiñeron de rojo debido al placer que eso la inspiró. De reojo oteo la figura semidesnuda de la mayor sentada sobre el borde de la bañera. Sonrió de medio lado al ver como caía su sujetador. Aquello era mil veces mejor que el cielo, verla frente a ella totalmente desnuda... No sólo eso, era para ella toda. Asintió a su pregunta, mientras acariciaba sus brazos, echando agua sobre ellos.

- Esta ideal... Y más aún con tu compañía... De algún modo debería agradecértelo...

Su voz era seductora, franca y directa. Chasqueó la lengua dentro de su boca una vez más ávida. Su pie derecho comenzaba a ascender por la pierna de Miyuki, sinuoso, en una caricia que la incitaba al roce. ¿Qué demonios? Pensó más segura de sí misma, irguiéndose de rodillas con el agua deslizándose por sus curvas asió del cuello a la mayor y besó su boca con la lujuria desenfrenada que tanto estaban reteniendo en su interior. El juego ya había terminado, ahora tocaba pasar a la acción. Su lengua exploró la boca de la chica, jugando con la de ella mientras poco a poco sus manos, como las de una cruel vampiresa, tiraban de ella para meterla en su terreno... en el ardiente agua. Su lengua puntiaguda se deslizó por su cuello, mordiendo a su paso, clavando sus pequeños colmillos con frenesí. Aquella piel, era tan deseable. Cruelmente tomó uno de sus pechos y lo apretó en su mano, antes de tomar su pequeño botoncito. Abrió sus ojos y miró a la chica expectante, mostrando una sonrisa pícara.

- Vamos...

Dijo entre risas mientras se recostaba en la bañera, abriéndose para Miyuki. Dejando que ella pudiera echarse encima, permitiendole un ápice de control, que sabía tanto le gustaba. Lamió sus propios dedos y los mordió esbozando un pequeño gemido de intensidad. Esta vez nada las interrumpiría, esta noche el cielo y el infierno sería de ellas.
Volver arriba Ir abajo
Miyuki
Golden Cani
Golden Cani
avatar

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 04/05/2009

MensajeTema: Re: Tras el partido...   Lun 25 Mayo - 17:53

Miyuki~


Que sexy se veía así. Daban ganas de arrastrarla a la cama.. ¿pero acaso no era más morboso hacerlo en el baño? oh, habría tiempo para la cama más tarde. Por un momento se sintió celosa. Celosa del agua que se deslizaba por sus brazos, por sus hombros... que recorría aquel hermoso cuerpo que la enloquecía.

Le encantaba. Aquel tono que le incitaba al pecado, a caer en los actos ma´s bajos. A jugar con ella hasta que su cuerpo dijera basta. Le encantaba aquellas curiosas maneras qeu tenía de excitarla. De llamar su atención. Se dejó hacer cuando su pie empezó a recorrer su figura. Como si le hubiera dado a alguna clase de botón, ella se sentía arder. más aún, como si hubieran abierto la llave de paso de sus deseos. Ame no tardó en erguirse para besarla, con lujuria y pasión. Toda esa que llevaban guardando aquel largo rato. ¿Había acabado el juego? no, el coqeuteo. Ahora empezaban a jugar.

Soltó un pegueño gemido, a hogado con su respiración, cuadno empezóa mordisquearle el cuello. En el fondo le ponían esos actos de sumisión. Le encataba la forma en la que ambas se intercambiaban los papeles de un momento a otro, sin necesidad de decir nada.

Entre risas murmuró algo, tendiendose en el agua. Se abrió de piernas mirandola de aquella forma que solo ella sabía, para enloquecerla. El detalle de que se levara los dedos a la boca, gimiendo, la hizo terminar de perder el control, ya n ohabía nada por lo que frenarse, era hora de demostrarle quien era ella.

Sin hacerla esperar más se dejó caer en la bañera, encima de ella. Sus labios se fundieron en un largo y desenfrenado beso. Tan lujurioso y descontrolado como ella sentía su propio cuerpo. Necesitaba entregarse al deseo. Necesitaba.. quería y debía hacerla suya.

Sus manos empezaron a exploarr su figura, de forma que pretendía arrancarle un par de gemidos. Con la experiencia que da la paractica una de sus manos se deslizo por su pecho, mientras su lengua hacia su trabajo por su cuello y su cuerpo la aprisionaba contra la bañera. El simple roce de su piel era excitante.

Miyuki deslizó la otra mano, acariciandole el muslo a su compañera. Mientras profundizaba la caricia acercándose al interior, no pudo dejar de comparar aquella situación con un simil casero: ambas eran como dos ollas a presión, deseosas de explotar de placer. Eso es lo que le daria ella, tanto placer que su cuerpo no lo aguantaría.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
未登éŒ
Invitado



MensajeTema: Re: Tras el partido...   Lun 25 Mayo - 18:19

No podía contener su furor, su calor interior, su corazón latía fuerte, su vientre vibraba deseoso... Su espalda se arqueó sobre la bañera recibiendo a la peliazul que se tendía sobre ella salvaje. Apresó sus labios entre los de ellas, mordiendo el superior como si quisiera arrancárselo. Volvió a escuchar aquel gemido tan dulce de la mayor, deleintandose y poniendo los ojos en blanco, mientras su excitación aumentaba cuando la lengua de su amante recorría su cuello. Aprisionó su espalda, rodeándola con sus piernas y oprimió su cuerpo contra el de ella. La dominante dominada ¡Qué bien se sentía aquello!

Sus manos a su vez, tomaron los pechos de la chica y los apretaron con salvajismo, que no mancillaba el saber del tacto.

Besaba su boca, lamía su lengua, mordía su barbilla y devoraba su esbelta figura con las manos. Sintió la mano de Miyuki entre sus muslos y los cerró oprimiéndola, cortando su pecaminoso avance. Negó con el rostro mientras hacía chasquear la lengua, fuera de su boca, en su oído. Mordió su lobulo y tomó sus húmedos cabellos, inclinando su cuello hacía atrás. Mordió detrás de su oreja, sus hombros, lamiéndola con avidez viperina. Comenzó a recostarse sobre ella, mientras sus manos acariciaba sus definididos glúteos, y muslos, respectivamente.

Movió los dedos con la habilidad que los años, y los instrumentos musicales le había proporcionado. Volando sobre el interior de los muslos de Miyuki, como si fuera el cuerpo de su amado violín. Alzó su barbilla, para morder su garganta, descendiendo hasta la línea de sus pechos, besándolos. Quería arrancarle los gemidos que tanto le excitaban, quería escucharla gritar su nombre, quería tenerla toda sobre ella... Quería bañarse en su agua y beber de su miel. En aquel instante supo,que la noche sería más que larga para las dos, pensaba hacerla suya en todos los rincones de la habitación si hacía falta... Porque, porque... aquella noche sólo era para ellas.
Volver arriba Ir abajo
Miyuki
Golden Cani
Golden Cani
avatar

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 04/05/2009

MensajeTema: Re: Tras el partido...   Mar 26 Mayo - 17:07

Todo aquello se sentí aextraño. Mientras besaba, más bien se dejaba besar, con aquel salvajismo, no pudo evitar comparar esa vez a sus anteriores encuentros. Está bien, la vez que lo había hecho con ella en la piscina había sido apenas un aperitivo de todo esto... se refería a sus otros encuentros. Miyuki acostumbraba a seducir, subyugar a las mujeres. Casi siempre se volvían mansas y deseosas de cumplir cualquier petición. Sumisas. Pero aquella vez... Ame cumplía, sin dejar de exigir. Era extrañamente adictivo. Tan excitante como nunca lo hubiera pensado.

Obligada por un tirón echó la cabeza hacia atrás, gimiendo d enuevo. juraría que escuchó un pequeño gorgoteo de placer proveniente de su amante. Seguro que aquella situación le encantaba. No había porqué no complacerla.
Las piernas de Ame le rodearon la espalda, y ella se apretó todo lo que pudo contra su piel. Ese roce.. ardía. Ardía tanto que estaba helada. Como c uando tocas un hielo. Quema. Así se sentía. Apenas podía dejar de temblar.. ¿temblar? no, vibraba. De placer. Esas caricias... tan calculadas y excitantes.

Cuando su mano ascendí apor sus muslos ella la aprsionó, cerrándolos. Miyuki protestó, como una niña a la que le quitan un caramelo. Miró con gesto caprichoso a Ame, como si quisiera recirminarselo mientras intentaba seguir -inutilmente- con el avance. El gesto que tenía ame cuando negó le hizo enervarse aún más. Algo le pedía que se la comiera entera. Que agotara hasta la última gota de energía dandole placer.Y no iba a desechar a aquella vocecilla...

Su amante chasqueó la lengua en su oído, antes de empezar a morderle el lóbulo. ¡Maldición! Ese era uno de sus puntos débiles. Sin poder evitarlo aflojó la tensión del cuerpo, entregandose aquellos temblores de placer que le recorrían con un ahogado gemido. Ame no tardó en aprovechar ese momento para qeudar ella encima, lamiendole allí donde podía. Miyuki no hizo nada por detenerla, entregada al placer. Sus manos parecían arañas, serpeteando de aquí para allá por su cuerpo. Apenas podía notar como cambiaban de su cintura a sus muslos, de sus muslos a su pecho, del pecho a las caderas.... tan extasiante.

Se mordió el labio inferior, echando la cabeza hacia atrás con otro espasmo de placer, cuando Ame se dedicó a acariciar el interior de sus muslos. También eso le daba facilidad para que le besara y le mordiera por la garganta. Otro de sus puntos debiles. Entreegada totalmente, y olvidandose de su papel dominante por unos momentosclavo sus manos en la espalda de su a mante, arqueando su espalda para que su cuerpo rozara con el de ella.

Un jadeo escapo de sus labios cuando, co n dificultad, busco sus labios apra fundirse en un largo beso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
未登éŒ
Invitado



MensajeTema: Re: Tras el partido...   Mar 26 Mayo - 19:02

La mayor obedecía a sus deseos sin casi rechistar, sonrió sin dejar de devorar su cuerpo, poniéndose en blanco sus ojos debido al deseo que desgarraba su bajo vientre. Dar y tomar... Un intercambio tan crucial, como excitante. Apresó sus cabellos entre sus dedos y estiró de el, tensando los músculos de su cuello y hombros. Mordió el nervio que lo surcaba deseando desatar el escalofrío que correría por su cuerpo como un rayo primaveral.

El roce del agua, entre su piel, entre sus cuerpo… Sentía celos del agua que querían arrebatarle a su presa. La chica se estremecía bajo sus brazos, al menos tanto como ella, que ardía. Besó su boca con pasión mientras la mano que acariciaba su trasero por la cintura, quitó el tapón de la bañera. No necesitaba esa agua. Poco a poco, el agua fue descubriendo su cuerpo a la luz blanca de la fluorescente del baño.

A medida que el cuerpo de Miyuki se hacía notar, fue inclinándose sobre ella, acariciaba su cuerpo, sus pechos, y bajó una de sus manos hasta su feminidad, aquel delicado lugar que sólo días antes había manoseado, era para ella. Introdujo un dedo en su húmeda calidez. Buscó su botoncito y lo empezó a tocar. El agua descendía a velocidad vertiginosa, ahora ellas yacían mojadas sobre una blanca bañera, vacía, salvo por el fulgor de la pasión. Tumbada completamente sobre ella, escuchó sus jadeos mientras le devolvía las caricias que ella le proporcionaba, pero ella necesitaba más. Necesitaba bajar su boca hasta la fuente de su placer y hacer inolvidable aquel encuentro para ellas. Se situó entre sus piernas y empezó a recorrer con su lengua el interior de sus muslos, ascendiendo en pequeños círculos hasta su intimidad. La miró de reojo sin poder contener su deseo, su mirada era anhelante, suplicante, dominante… Todo de una vez. Siguió el avance de su lengua, acariciando su silueta, bañándose en la dulce miel de la chica, que resbalaba por su barbilla, brillante y sinuosa. Saboreó su exquisita dulzura y se dedicó a hacerla disfrutar, eso quería… quería… quería que se viniera en su boca, que se acordara siempre de ella… Pero su excitación motivante, la hacía desear también algo de atención por parte de la mayor, que seguro… con deseo le daría. Apartó la boca del lugar mientras acariciaba sus muslos y limpió su boca con el dorso de la mano, lamiendo los restos después. Ascendió deslizándose por su cuerpo, como una serpiente venenosa y tomó su rostro con ambas manos para besarla. Lamió sus labios, haciéndola probar de su propio caramelo.

-Juguemos a algo divertido…

Susurró jadenate sin dejar de acariciar su vientre, juguetear con su ombligo. Deseaba tanto sucumbir en el clímax, dejarse llevar a lo hondo del pecado, arder junto a ella en el mismísimo infierno. Sonrió con una picardía inquietante y motivadora. Irguió su cuerpo, ayudándose del posadero de la bañera, giró sobre sí misma encajando la perfecta pieza numérica (69). Hizo que el bello rostro de Miyuki se introdujera entre sus flexionadas piernas, no tendría que decir nada, ella sabía que es lo que le estaba pidiendo. Agarró sus muslos y estirándose colocó su rostro también en su privado rincón. Sentía como todos los músculos de su cuerpo se contraían para recibir aquel salvaje impulso que las hacía morir de placer.

Estaba demasiado ardiente y aquella chica tenía la obligación de devolverme todo lo que ella le había dado. Rió ante tal pensamiento, mirando bajo su propio cuerpo, el de Miyuki. Arañando sus muslos, su ombligo, besó su intimidad con la sagacidad de la experiencia.
Volver arriba Ir abajo
Miyuki
Golden Cani
Golden Cani
avatar

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 04/05/2009

MensajeTema: Re: Tras el partido...   Miér 27 Mayo - 17:40

Era tan sexy.. Ame volvió a tirar de su cuello, mordisqueandole por elc uello y haciendola estremecerse. Divertida no pudo evitar dejar escapar un a risa. Una risa mezclada con alguno de aquellos gemidos que llevaba todo ese rato ahogando. Parecian volverla loca.

Apenas se dio cuenta, en no de esos l ujuriosos besos que ella había quitado el tapón de la bañera. Vaya, tanto rato preparando el agua en su punto justo para que ahora no sirviera. Pero no dijo nada. Se dedico a devorar su boca, a acariciar como podia cada palmo de su cuerpo ahora que el agua dejarlo verlo. Brillaba, brillaba tanto que lo hacía más apetecible. En uno de los pocos movimientos que hizo hasta el momento le abarró el cuello, acercandole para mordisquearle con frenesí por el hombro.

Pero aquello no duró mucho. Ame recuperó el control, toqueteandola y acariciandola. Su dedo se introdujo dentro de ella, haciendo que clavara sus uñas en la espalda de su mamante acercandola más a ella. Un gemido sordo, profundo y largo, se deslizó por su garganta mientras ella jugaba con la oreja de Ame dejandole hacer.

Casi sin darse cuenta ame desapareció de entre sus brazos, ubicandose entre sus piernas. Su lengua empezo a hacer estragos en sus muslos. Miyuki jadeó de nuevo, doblando la espalda dominada por el placer.

-Ame...-murmuro en medio de un par de jadeos, hundiendo sus manos en sus cabellos rosados como si q uisiera agarrarse par ano caerse a alguna clase de abismo.

En ese momento algo la hizo mirarla. Aquella mirada tan sensual y atractiva, tan insinuante... aquellos labios que eran su perdición. Incitaban a mil maldades, y sin embargo eran como un paraiso prohibido en el que refugiarse mil noches hasta que llegase el juicio final. Todo sería perfecto si simplemente pudiera poseer ese cuerpo cada noche.... Su cuerpo tembló de nuevo, extasiado, cuando se apartó lamiendose la mano. Leagarró el rosto, casi con dulzura, cua ndo se acercó a besarla. Era u nasbor un tanto especial.. pero no le importaban. Aquellos labios eran su puto debil.


-Juguemos a algo divertido…

Miyuki se volvio a estremecer por el tono excitado que usó su amante, volviendola a apresar con sus labios para deleitarse momentos despues con aquella sonrisa tan pícara y motivadora de Ame.
Con un provocativo movimiento se igruió, sin qeu ella dejara de tener sus manos en su cuerpo. pronto se encontró de frente con su intimidad, en aquella postura con tantas posibilidades a la qeu tenia costumbre de recurrir. Soltó un apequeña risa, sn esperar demasiado, y morisqueo con cuidado sus muslos antes de empezar utilizar su lengua, humeda, para adentarse en n lo más profundo de su amante. Quería escucharla gemir, revolverse de placer. Queria que gimiera su nombre.

Sin parar con su trabajo se revolvió al notar como ella la imitaba. Al ig ual que su amante, Miyuki clavo sus u ñas en su trasero, acercandola más a ella, como si quisiera llegar hasta lo más profundo para encontrar sus tesoros. Una de us manos se soltó, deslizandose por su cuerpo hasta llegar a su pecho para empezar a a cariciarlo, insinuante, jugueteando con su pezón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
未登éŒ
Invitado



MensajeTema: Re: Tras el partido...   Vie 19 Jun - 17:38

Estremeció las piernas alrededor del rostro de la senpai, le temblaban debido al éxtasis que su boca descuidada le proporcionaba. El arañazo sobre sus nalgas la hizo soltar un gemido ahogado, miró a la chica bajo ella y mordió su labio inferior indicándola que volviera a hacer algo como eso. Mordió a la altura de sus rodillas y descendió deslizando la lengua por el interior de su muslo, dejando un nuevo rastro brillante, único.... Agarró sus piernas con ambas manos y las abrió para mayor comodidad, su lengua exploraba su beta privada y en un momento, ladeó la boca para morder la capa que cubría su botoncito con dura delicadeza, estirando de aquella frágil piel.

Mientras tanto, sus caderas recorrían sobre el rostro de Miyuki en un armónico y ligero vaivén. Notaba su amargo licor mezclarse con la humedad de la saliva de su amante y sintió un desgarrador ardor de excitación en su vientre salvaje. La bañera comenzaba a hacérsela pequeña, quería rodar con ella, morder cada resquicio de su cuerpo, retorcerse contra su cuerpo escandaloso. Irguió la espalda con la entrepierna aún entre el bello rostro de Miyuki, de un pequeño saltó se levantó y salió de la bañera salpicando las pocas gotas de agua que quedaban, en la bañera y sobre ellas. La tomó de la mano y estiró de ella haciéndola levantar, sin dejarla apenas respirar, tomó su rostro entre las manos y mordió su labio superior para besar su boca con anhelo. Lamió sus labios, como un perro lamiendo sus heridas y susurró deseosa mientras tiraba de ella, con una niña que quiere estrenar su juguete nuevo.

-Vayamos a la cama…

Rodeó su cuello con los brazos, inclinándose de puntillas para alcanzarla bien. Su piel era tan cálida, besó su hombro, era tan dulce, acarició su cintura, tan suave, tan sinuosa… Tenía el pelo húmedo y pegado de una manera sensual sobre el rostro, no obstante las gotas sobre su cuerpo parecían haberse evaporado. El rubor del placer se notaba en sus mejillas, tenía los labios rojos, entreabiertos deseosos de más.

-Te quiero y deseo Miyuki…

Dijo en un susurró mientras su boca sonriente se ladeaba en una mueca. Su pecho estaba pegado contra el de ella, acariciándose casi sin querer. Tomó una de sus manos y con otra la hizo llamar para que la siguiera a la habitación.
Volver arriba Ir abajo
Miyuki
Golden Cani
Golden Cani
avatar

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 04/05/2009

MensajeTema: Re: Tras el partido...   Mar 23 Jun - 15:41

Miyuki

La cama. La cama, la cama. La cama estaba odiosamente lejos. Ese tacto... era tan suave. Me ponia a cien sentirla tan cerca. Cuando su pecho chocaba contra el mío me hacía sentir mil emociones. Que excitante.

Antes de que pudiera salir del baño le hice girarse y la empuje contra una pared, agarrandole de las nalgas y cogiendola en peso. Con lujuria descontrolada empecé a lamerla por el cuello, mordisqueandola, mientras mis manos se encargaban de acariciar cada rincon de su cuerpo. Queria hacerla estremecer, me moria de ganas de escucharla gemir.

Le moridí la oreja, hasta que meparecio suficiente. La lleve en esa postura hasta la cama. La dejé caer, sin despegarme de ella, y continué con mis caricias. Estaba tan descontrolaba que sentái como si mi corazón se h ubiera parado. No escuchaba nada... nada más qeu sus gemidos.

Con delicadeza coloce mipierna entre las dos de ella, para evitar que las cerrara. Era mi turno de controlar la situación. De dominarla, de hacerla sentir que el placer iba a volverla loca. Se la veia tan dulce, tan entregada.... tenia tantas cosas que hacerle.

Mis manos se deslizaron por su espalda, mientgras me encargaba de mordisquelarla por el pecho, usando mi lengua para jugar con su pezón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
未登éŒ
Invitado



MensajeTema: Re: Tras el partido...   Miér 24 Jun - 17:22

Besó su boca con voracidad mientras agarraba su delicado rostro entre sus manos y la acariciaba con innata dulzura. Mientras retrocedía de espaldas hacía la puerta, guiándola, sintió como la empujaba contra la pared. Exhaló un pequeño gemido, ahogado; del contacto frío y agresivo del golpe. Puso lo ojos en blanco, en el sumún de la excitación. Rodeó su cuello con los brazos y besó su labio superior lentamente, dejándose hacer por sus manos y caricias hábiles. Sintió sus piernas elevarse del suelo y rodeó el cuerpo de la senpai con ellas. Mientras se envolvía con ella en un abrazo sin fin. En apenas unos instantes se vio tendida sobre la cama, desprotegida del roce de Miyuki, cediendo aquel turno de juego, con anhelo.

Sonrió de medio lado, mordiéndose el labio, mientras la mayor jugaba con su pezón. Agarró su pelo y estiró de el hasta ella, para poder alcanzar a besar su boca. Tomó sus manos e hizo que amarrara las suyas propias en la cabecera de la cama, haciéndola saber así que le cedía el control completo. Agarró los hierros, haciendo de ello una ligadura invisible y se abrió de piernas para ella, bailando casi, impetuosamente sobre la cama. Enarcó las cejas en un acto de provocación y arqueó la espalda, entregando su cuerpo de esta manera a su amante. Una vez más, sus pies quisieron tomar juego, apoyó el derecho sobre el hombro de ella y le dio un golpecito.

-Vamos… sé todo lo “mala” que quieras conmigo… Mi-yu-ki… san…

Su voz sonaba provocadora, dura y firme. Con un deje infantil que quiso amoldar para mayor juego. Cerró los ojos sin soltar sus manos de la cabecera, al contrario, aumentando la fuerza con que se agarraba.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Tras el partido...   

Volver arriba Ir abajo
 
Tras el partido...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Modificar Valoracion jugadores tras partido
» ¿Quién se esconde tras la máscara de Pantera Negra?
» Dificultad según modo de partido
» No puedo jugar partido en 3D
» [Fecha 18]Defensores de Belgrano vs Central Cordoba(Partido de la fecha)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cirno Panic!! :: Icicle Armpits :: Ice Prisons :: Habitación nº18 Miyuki y Remilia Scarlet-
Cambiar a: